La Armada Bolivariana se guía por las políticas de su máxima autoridad naval, para darle continuidad al legado del Comandante Supremo y Eterno de la Revolución Bolivariana Hugo Chávez Frías

ALM. Herrera Balza anuncia celebración de la Navidad


(Caracas, 01 de noviembre/Ogeco) Con un ambiente cargado de alegría los hombres y mujeres de mar les dan la bienvenida a la Navidad, con la bendición del pesebre situado en los espacios de la entrada principal del Comando General de la Armada Bolivariana (CGAB), San Bernardino (Caracas).
En la actividad asistió la máxima autoridad naval, almirante Edglis Herrera Balza junto a los integrantes del Alto Mando Naval, directores navales, oficiales almirantes, oficiales superiores, oficiales subalternos, tropa profesional, tropa alistada y personal no militar que laboran dentro la institución.
El ALM E. Herrera B, resaltó la importancia del pesebre en cada una de las unidades que conforman el componente naval, aseguró sentirse orgulloso y satisfecho del esfuerzo empleado por parte de quienes decoraron las instalaciones del CGAB, al mismo tiempo de sentirse honrado en ser el comandante general de la Armada Bolivariana.
Asimismo exhortó a continuar trabajando “con mucha ética, valores, principios y sobre todo con mucha humildad”. Expresó además sus más sentidas palabras de amor y paz para estas navidades. “Que ese espíritu de paz, de solidaridad y de fraternidad invada a cada uno de nosotros”, dijo almirante Herrera Balza.
Por otra parte, incentivó a las direcciones con premiaciones para los pesebres mejor presentados, quedando en el primer lugar la Dirección Naval de Logística (Dnalo), segundo lugar la Dirección Naval de Tecnología (Dnatec) y tercer lugar la Dirección Naval de Personal (Dnape).

Identidad cultural
Tomando la iniciativa de rescatar las tradiciones navideñas de nuestro país, el pesebre que fue bendecido por el capitán de fragata Alfonso Barbera, capellán del CGAB, representa la identidad cultural destacada por la humildad de un establo lleno de heno, madera y palmas rodeados de animales típicos.
Así como también se encontraba caracterizado con la presencia de nuestros aborígenes, y nuestro glorioso pueblo representado por un niño quien enaltece los juegos criollos como el trompo y el papagayo el cual refleja la paz, la integración cívico-militar. (Lcda. Elienay Palencia)